martes, 7 de febrero de 2017

Bundt cake de cerveza negra

Estoy que no quepo en mi de poder publicar esta receta. Hace no mucho que tengo mi primer molde Bundt y aún no lo había estrenado para el blog. Pero eso va a quedar remediado ahora mismo haciendo mi bizcocho favorito: el de cerveza negra.
Es tan esponjoso, tan tierno y jugoso...y su sabor es...bueno, que te voy a contar si ya he dicho que es mi favorito.

¿Te animas a hacerlo en casa? Quien lo prueba, repite...



BUNDT CAKE DE CERVEZA NEGRA:
- Ingredientes:
    - 6 huevos "L"
    - 80g de azúcar moreno
    - 120g de azúcar
    - 60g de cacao en polvo sin azúcar
    - 175g de mantequilla
    - 200ml de cerveza negra
    - 1 sobre de levadura en polvo (tipo Royal)
    - 90ml de buttermilk
    - 300g de harina de repostería (9% proteína)



- Elaboración:
    - Preparamos nuestro molde bundt (en mi caso el precioso Heritage de My Karamelli) engrasándolo con spray desmoldante o bien untándolo muy muy bien con mantequilla derretida y espolvoreado con harina. Reservamos.

Preparamos nuestra buttermilk y reservamos.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Derretimos la mantequilla en un cazo junto con la cerveza y dejamos templar.
Mientras tanto, echamos los huevos en un bol y batimos un poco para mezclarlos..
En otro bol, echamos los azúcares y añadimos el huevo batido y removemos con las varillas. Añadimos la mezcla de mantequilla y cerveza que teníamos reservada y mezclamos de nuevo hasta integrarlo todo.
Para acabar, añadimos en 2 veces los ingredientes secos tamizados (harina,cacao en polvo y la levadura) alternándolos con el buttermilk. Es decir, echaremos la mitad de los ingredientes secos, el buttermilk y la otra mitad de la mezcla seca, removiendo al añadir cada ingrediente para que se intregre bien.

Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 40 minutos.
Si ves que empieza a dorarse en exceso por arriba y aún no está hecho, puedes colocar un papel de horno por encima para evitar que se siga dorando.
Para asegurarnos de que está cocido, solo debemos pinchar por el centro con un palillo, y si éste sale seco, está perfecto.

Sacamos del horno y lo dejamos reposar en el molde 10 minutos, después desmoldamos y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

¿Y el glaseado? No lo lleva, porque para mi no lo necesita, es una delicia así tal cual.


Tus desayunos y meriendas no volverán a ser lo mismo, ¡ya lo verás!
Y si te gusta en versión cupcake, también puedes ver la receta de los Guinness cupcakes.

Como siempre te digo, si tienes cualquier duda en esta receta, déjame tu comentario más abajo y yo te responderé encantada para que te salga genial. Y si lo haces, ¡no dudes en enseñármelo por Instagram o Facebook! ;-)

Hasta la próxima receta.

Abrazos







2 comentarios:

  1. Hola! También es de nuestros favoritos pero aún no lo hemos hecho en ningún molde bundt y mira que ya tenemos unos cuantos, ya verás que son un vicio, eso si caro, pero para eso están los cumples y Reyes jeje, disfruta mucho de tu molde y de los bizcochos que hagas en el! Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, chicas! La verdad que es una pasada verlo subir en el horno ya casi despegado de las paredes y el momento desmoldado es...bueno, que os voy a contar ;-) Un besazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...