lunes, 10 de agosto de 2015

Tarta helada de turrón y yema tostada

Lo que hoy os traigo es algo exquisito. Se trata de una tarta que mi padre lleva muchísimo tiempo pidiéndome, pero que por no encontrar todos los ingredientes ni tener los medios en casa, no podía hacer...hasta ahora.
Se trata de una tarta que aprendí a hacer en un curso de cocina que hice en mi pueblo hace ya algunos años.
Es más elaborada que las que hacemos normalmente, por lo que debéis planificarla con antelación, pero que a cambio, dejará con ganas de más a cualquier afortunado que la pruebe.
Sabéis que yo soy de chocolate más que nada, pero no puedo resistirme a esta tarta fría, ¡así que ahí va la receta!


TARTA HELADA DE TURRÓN Y YEMA TOSTADA:
. Para el bizcocho genovés:
    - Ingredientes:
        - 4 huevos "L"
        - 170g de azúcar
        - 100g de harina de repostería
        - 1/2 cucharadita de levadura en polvo
        - 1 pizquita de sal
        - Margarina/mantequilla para engrasar la bandeja y el papel de horno
        - Mermelada de albaricoque o similar.

    - Elaboración:
        - Primero debemos preparar la bandeja donde vamos a hornear nuestra plancha de bizcocho. Para ello, untamos con margarina o mantequilla la bandeja y sobre ella colocamos el papel de horno, adaptándolo bien a las esquinas. Untamos el papel de horno con mantequilla igual que hicimos con la bandeja.
Con esto conseguiremos que nuestro bizcocho, una vez horneado, sea más elástico y reducimos así las probabilidades de que se nos rompa al manipularlo o enrollarlo.

Precalentar el horno a 180ºC.
Para hacer nuestro bizcocho, separamos las yemas de las claras. Batimos con el azúcar las yemas, hasta que veamos que la mezcla palidece un poco.
Montamos las claras a punto de nieve con la pizquita de sal y las añadimos a la mezcla de yemas, integrándolas con movimientos envolventes.
Tamizamos la harina y la levadura sobre la mezcla y la incorporamos igual a la masa, con movimientos envolventes.

Volcamos nuestra masa sobre la bandeja y la repartimos bien sobre ella, vigilando que nos quede una superfície igual de alta por todos los lados.
Horneamos durante unos 15 ó 20 minutos o hasta que veamos que la superficie del bizcocho se ha vuelto de un bonito color dorado.


Ahora, de este bizcocho, sacaremos la base de nuestra tarta y 2 pequeños rectángulos.
Colocamos la base del molde que vayamos a usar para hacer la tarta en una de sus esquinas para aprovechar el máximo de bizcocho y cortamos su contorno. Lo reservamos tapado/envuelto en papel film.
Ahora cortamos en 2 rectángulos el trozo sobrante ( que tendrá forma de L) y los untamos con mermelada de albaricoque.


Los enrollamos bien apretaditos por el lado más largo y los envolvemos en papel film o de hornear como si de un caramelo gigante se tratara para meterlos en el congelador durante 2 ó 3 horas.


. Para el relleno:
 - Ingredientes:
    - 1 tableta de turrón blando de almendra
    - 500ml de nata para montar
    - 2 huevos "L"
    - 2 yemas
    - 150g de azúcar
    - 1 pizca de sal

- Elaboración:
    - Separamos las claras de las yemas y montamos éstas últimas junto con las 2 yemas sueltas y el azúcar. Necesitaremos algo de tiempo, pues las yemas no se montan tan fácilmente como las claras.
El siguiente paso es montar la nata, que nos quede bien firme. Podéis usar nata vegetal si lo preferís, ya que como sabéis, se obtienen muy buenos resultados. Hacemos lo mismo con las claras añadiéndoles una pizquita de sal para facilitar su montado.
Cogemos la pasta de turrón y la rallaremos de forma que nos queden granos de distinto tamaño, ya que al encontrar alguno más grande, apreciaremos su riquísimo sabor.
Ahora solo tenemos que mezclar todos los ingredientes en un bol (la nata, las yemas, las claras y finalmente el turrón) con movimientos envolventes y tendremos hecha una mousse de turrón.

. Montaje de la tarta: Esta la realizaremos en 2 fases.
- Ingredientes:
    - Base de bizcocho que habíamos reservado
    - 2 rulos de mermelada de albaricoque
    - Mousse de turrón
    - Yema confitada. La receta AQUÍ.
    - Azúcar para quemar

- Elaboración:
    Fase 1:
    - Para montar nuestra tarta necesitaremos un molde desmontable de la forma que queramos. Yo he usado uno redondo de 25'5cm de diámetro y 7'5cm de alto. Recortaremos papel de horno con la forma de la base de nuestro molde y lo colocaremos en ella.
Cortamos los rulos de mermelada ya fríos en medallones de 0'5cm de grosor.
Colocaremos los medallones en el fondo del molde, apretando bien unos con otros para no dejar huecos grandes.


Vertemos la mousse de turrón hasta rellenar el molde y la repartimos bien, dando unos golpecitos en la mesa para que se rellenen todos los huecos que hayan podido quedar.
Para acabar esta fase del montaje, tapamos la mousse con el bizcocho genovés que habíamos reservado.
Cubrimos el molde con una bandeja, plato o papel film y guardaremos la tarta en el congelador hasta el día siguiente.

  Fase 2:
  - Sacamos nuestra tarta del congelador y la desmoldamos, quedándonos arriba la capa de medallones de mermelada de albaricoque.


Solo nos queda napar la parte superior de la tarta con yema confitada, poner azúcar por encima y quemarla (yo he usado un soplete).



La conservaremos en el congelador siempre cubierta hasta consumirla toda. El ingrediente más difícil de conseguir por las fechas que estamos es el turrón, pero por suerte ahora empiezan muchas fiestas en los pueblos y casi siempre encontraremos en ellas un puesto donde venden turrones de todas clases. O podemos hacernos con un pequeño arsenal de pastas de turrón en Navidad para usarlas el resto del año.
La tarta es una absoluta delicia, refrescante para este veranito que estamos pasando y haciéndola en un par de días, no supone mucho trabajo... ¡os aseguro que triunfaréis!


No olvidéis leer las observaciones, pues os ayudarán a la hora de hacer la tarta.
Si os ha gustado la receta o tenéis alguna duda, dejad vuestro comentario, pues así hacéis que este, mi humilde blog, sea un poquito más grande.
Y no dudéis en hacerla y contarme cómo os ha ido, que ya veréis como repetís.
¡Hasta la próxima receta!
Abrazos

OBSERVACIONES;
- Si usáis un molde de mayor tamaño, os recomendaría hacer 2 bizcochos genoveses, uno para la base y otro para untarlo con la mermelada de albaricoque.
- Con la cantidad de ingredientes que os he dado, no llené el molde hasta arriba, así que si vuestro molde es aún más grande, podéis duplicar cantidades.
- Sed generosos con el azúcar que pongáis sobre la yema para quemar, pues es uno de los puntos fuertes de esta tarta.
- En la receta de estas galletas os contaba como quemar una crema sin necesidad de usar quemador ni soplete. Pero en este caso, no os servirá el truco, pues se trata de una cantidad grande de azúcar la que hay que quemar, y queda pegado a la cuchara sin quemarse, por lo que os recomiendo usar el soplete o quemador.      

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...