martes, 31 de enero de 2017

Blondie de galletas Príncipe

He aquí el blondie, tan jugoso, tan húmedo...vamos, la versión rubia del adorado brownie. Y no creas que sus diferencias se reducen a su color, no...El blondie, a diferencia de su "moreno hermano", no lleva chocolate, sino que su sabor se lo proporciona la vainilla. Además, entre sus ingredientes está la levadura en polvo, ausente en un brownie.

Y como a mi me gusta darle un toque especial a las cosas, ¿por qué no añadirle unas galletas Príncipe a la masa? La cosa solo puede mejorar...

Ve a tu despensa a por los ingredientes, ¡que empezamos!



BLONDIE DE GALLETAS PRÍNCIPE:
- Ingredientes:
    - 140g de mantequilla
    - 1 cucharada de vainilla en pasta o en esencia
    - 2 huevos "L"
    - 150g de azúcar moreno
    - 120g de harina todo uso (10% proteína)
    - 1/2 cucharadita de sal
    - 1/2 cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal)
    - 3 galletas Príncipe machacadas


- Elaboración:
    - Forramos un molde rectangular con papel de hornear y reservamos. El molde que yo he usado es de 34cm x 21cm, bajita.

Lo primero que debemos hacer es fundir la mantequilla, bien al baño maría o en el microondas en intervalos muy cortos de tiempo. La dejamos templar.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Mientras tanto, en el bol de la amasadora y el accesorio de globo, (o en un bol cualquiera si haces la receta con unas varillas eléctricas) echamos los huevos, el azúcar, la sal y la vainilla y batimos la mezcla hasta que veamos que casi ha duplicado su volumen.

Es el momento de cambiar el globo por la pala ( o el brazo y la espátula) y añadir la mantequilla fundida y templada. La integramos con movimientos suaves/a velocidad baja.
A continuación,  agregamos la harina y la levadura tamizadas de la misma forma que hicimos con la mantequilla.
Por último, solo tenemos que mezclar las galletas Príncipe machacadas para esparcirlas por toda la masa.

Vertemos la masa en el molde que teníamos preparado y la repartimos, dejándola con un dedo de grosor. Horneamos sobre una rejilla durante 20 minutos.
Cuando nuestro blondie esté hecho, sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar en el molde sobre una rejilla. Sé que esto último cuesta mucho, jaja, pero verás como aprecias mejor su sabor.

Una vez frío, solo debemos cortarlo en porciones y...¡a disfrutar! ;-)


Estoy segura que esta es una receta que repetirás en casa muchas veces, por lo sencilla que es y lo bueno que está, pero si tu eres de los que no puedes pasar sin un chocolate negro y te decantas más por el "colega moreno" del blondie, no te preocupes, porque en el blog también encontrarás la receta de brownie de chocolate y avellanas, ¡riquísimo!

Hasta la próxima receta.

Abrazos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...