martes, 3 de enero de 2017

Magdalenas especiadas

¡Primera receta del año! Aún tenemos algún día que otro en los que poder relajarnos y hacer un súper desayuno con la familia. Ya sabes, de esos tranquilos, en los que hay variedad de cosas, para los amantes del dulce y de los salado. Pues yo, que ya sabes que pertenezco (y mucho) al primer grupo, te traigo la receta perfecta para esas ocasiones: Unas deliciosas magdalenas especiadas como nos gustan a nosotros, ¡con copete!

¿Crees que no te van a salir? Pues de eso ni hablar, porque te voy a contar todos los pasos que he seguido, y si a mi me han salido, ¡a ti también!

Delantales puestos, ¡que empezamos!



MAGDALENAS ESPECIADAS:
- Ingredientes:
    - 2 huevos "M"
    - 140g de harina de repostería ( 9% de proteína)
    - 70g de azúcar moreno
    - 30g de azúcar
    - 100ml de aceite de oliva virgen extra
    - 1/4 cucharadita de sal
    - 1/2 cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal)
    - 1/2 cucharadita de canela en polvo
    - 2 semillas de cardamomo
    - 1/4 cucharadita nuez moscada
    - 1/4 cucharadita de jengibre en polvo
    - Azúcar para espolvorear sobre la masa


- Elaboración:
    - Primero, tamizaremos en un bol la harina, la sal, la levadura, el jengibre, la canela y la nuez moscada. Añadiremos el interior machacado de las semillas de cardamomo. Reservamos.
Seguidamente, batiremos en un bol (puedes hacer la masa con las varillas eléctricas o en tu amasadora con el accesorio de globo) los huevos con los azúcares hasta que veamos que la masa aumenta su volumen, y al levantar la varilla, la masa cae formando un cordón. En este momento, añadimos los ingredientes secos que teníamos reservados y mezclamos con la espátula o la pala de la amasadora hasta integrarla bien.
Ahora, sin parar de remover, vertemos el aceite en forma de hilo constante. Veremos como la masa lo acepta de maravilla. Una vez se haya integrado, seguimos batiendo un par o tres de minutos más.

Guardamos la masa en un bol tapada con papel film en la nevera y la dejamos reposar 45 minutos.


Precalentamos el horno a 210ºC.
Mientras tanto, sacamos nuestra masa de la nevera y la batimos un poco. Seguidamente, la repartimos en las cápsulas que tendremos dispuestas en los huecos de una bandeja para cupcakes o muffins, no rellenándolas más de 2/3 de su capacidad. Espolvoreamos azúcar sobre cada una de las cápsulas (cuando se hagan formará la costrita típica de las magdalenas).

Horneamos durante 15 minutos con la bandeja algo más baja que a media altura y después bajamos la temperatura a 180ºC y seguimos horneando durante otros 10 ó 15 minutos más o hasta que al pinchar una con un palillo, éste salga seco.
Te recomiendo no abrir el horno hasta que no hayan pasado al menos 20 minutos, pues como ya imaginarás, corremos el riesgo de que nuestras magdalenas puedan bajarse y ya no volverían a crecer igual.

Una vez hechas, sacamos la bandeja del horno y las dejamos reposar en el molde un par de minutos. Después las pasamos a una rejilla, donde las dejaremos enfriar completamente.


¡Dignas de un desayuno de reyes, oiga! Su sabor y su textura, jugosa y esponjosa, harán que sean del gusto incluso del miembro más exigente de la familia ;-)

Espero tu comentario más abajo tanto si tienes alguna duda como si te has animado a hacerlas ;-)

Nos espera un año cargadito de recetas bien buenas y bonitas, así que quédate por aquí, ¡que lo vas a disfrutar mucho!

Un abrazo.

4 comentarios:

  1. Ya me tomaba yo unas cuantas! Me encantan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa! Espero que las disfrutes mucho ;-) Un abrazo

      Eliminar
  2. Nunca había hecho yo magdalenas con jengibre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate! Están muy buenas ;-) También puedes usarlo en galletas, bizcochos, cremas... Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...