martes, 1 de noviembre de 2016

Cupcakes de calabaza y praliné de avellana

Seguimos aprovechando la calabaza, que no puede ser más de temporada, verdad?
Después de hacer la hogaza de calabaza y pipas, vamos a usarla para hacer algo dulce.

Estos cupcakes de calabaza y frosting de crema de praliné de avellanas te van a encantar.
Tanto el bizcocho como el frosting están tremendos por separado (bueno, la crema de praliné de avellanas debería ser considerada un delito...), ¡pero juntos son la bomba! Y además son tan tan tan otoñales...

¿Quieres probarlos? Pues delantal, y manos a la masa, ¡Que empezamos!



CUPCAKES DE CALABAZA Y PRALINÉ DE AVELLANAS:
- Ingredientes: (para unos 9 cupcakes)
    - 1 huevo "L"
    - 80g de azúcar moreno
    - 50g de aceite de oliva suave o de girasol
    - 120g de calabaza rallada
    - 80g de harina bizcochona
    - 1/2 cucharadita de jengibre
    - 1/4 cucharadita de sal
    - 30ml de leche (yo he usado leche de almendras)
    - 140g de mantequilla en pomada
    - 3 cucharadas de crema de praliné de avellanas (la podéis encontrar en My Karamelli)
    - Crocante de avellanas para decorar (opcional)



- Elaboración:
    - Precalentamos el horno a 180ºC.
Para el bizcocho, mezclamos el aceite con el azúcar. Seguidamente, añadimos la sal, el jengibre y el huevo y removemos de nuevo con las varillas hasta que se integren. Lo siguiente a agregar a nuestra masa es la calabaza rallada. La integramos igual que hemos hecho con los demás ingredientes. Finalmente, añadimos la harina tamizada y la leche alternándolas (la mitad de la harina e integramos, la leche e integramos y el resto de la harina e integramos).

Repartimos la masa de nuestros cupcakes entre las cápsulas que tendremos preparadas en los huecos de la bandeja para cupcakes. No las llenaremos más de 3/4 de su capacidad.
Hornearemos alrededor de 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
Sacamos la bandeja del horno y dejamos los cupcakes reposar en ella unos minutitos. Después los pasamos a una rejilla para que enfríen completamente.

Te dejo el enlace a dos post del blog: uno por si tienes dudas sobre que necesitas para hacer cupcakes y el otro sobre su buen horneado.


Mientras los cupcakes se hornean, puedes hacer la crema de praliné de avellanas en un momento.
Solo tienes que batir la mantequilla para cremarla, que al estar en pomada, no te costará más que unos minutos. Ya solo tenemos que añadir las cucharadas de crema de praliné de avellanas de una en una e integrándola bien antes de agregar la siguiente, para ver que la crema la absorbe bien.
Como ves, no lleva nada de azúcar. Esto es porque la crema de praliné ya lo lleva entre sus ingredientes, y no tenemos porqué endulzar las cremas en exceso.


Cuando los cupcakes ya estén fríos, podemos decorarlos con nuestro frosting como más nos guste. Yo lo he hecho con un rosetón sencillo utilizando la boquilla 2D de Wilton, que es una de mis preferidas.
Para terminar, les he esparcido un poco de crocante de avellanas por encima.


Sencillos y deliciosos. Bizcocho super jugoso, esponjoso... ¡no se puede pedir más! Si te ha gustado la receta o tienes alguna duda a la hora de hacerla en casa, espero tu comentario más abajo ;-)

Hasta la próxima receta.

Abrazos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...