martes, 8 de noviembre de 2016

Churros

El otoño está haciendo mucho acto de presencia, ¿verdad? Hay lluvias, las temperaturas ya son frías (esto último lo llevo regular, jaja) y solo apetece hacer planes en casa.
¿Y si uno de estos planes fuera comer unos churros caseros con chocolate por la mañana o para merendar? Y si quiere llover, que llueva ;-)

Hacer estos churros te costará bien poco, pues sus ingredientes no pueden ser más básicos. Lo más importante diría yo, es usar una harina de buena calidad y controlar la temperatura al freírlos.

¿Estás preparad@? Pues delantal puesto, ¡que empezamos!



CHURROS:
- Ingredientes:
    - 150g de harina de fuerza (al menos 13% de proteína)
    - 150g de agua caliente
    - 1/2 cucharadita de sal
    - 1/4 cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal)
    - 1/2 cucharadita de bicarbonato
    - 1/2 cucharadita de aceite de oliva
    - Abundante aceite de oliva para freír
    - Azúcar para rebozar los churros


- Elaboración:
    - Vertemos el agua caliente en un bol y añadimos la sal, la levadura y el bicarbonato. Removemos para deshacerlos en el agua y añadimos la harina previamente tamizada para que no tenga ningún grumo. Removemos hasta integrarla y añadimos finalmente el aceite. Removemos de nuevo.

Nos debe quedar una masa con una textura ni líquida ni demasiado densa algo viscosa y que al removerla mantiene un poco la forma. La dejamos reposar tapada con un paño hasta que enfríe. Alrededor de 20 minutos o media hora.

Cuando haya acabado el tiempo de reposo, ponemos abundante aceite a calentar.
Metemos nuestra masa en una manga pastelera equipada con una boquilla redonda o de estrella (que no sea cerrada) o en una churrera si la tienes.
Con el aceite ya caliente vamos haciendo nuestros churros con la forma que queramos. Verás que en cuanto eches la masa al aceite, esta se infla.  Para cortar la masa cuando ya no quieras que salga más, usa unas tijeras.

Es importante mantener el aceite a una temperatura constante, para que nuestros churros se hagan bien y no se queden crudos por dentro aunque por fuera parezca que están hechos. Si el aceite no está suficientemente caliente, la masa lo absorberá, haciendo que los churros queden demasiado aceitosos.

Conforme los vayamos haciendo, los vamos dejando sobre papel absorbente y después, aún calientes, los rebozamos por azúcar. ¡Qué buenos!


Además no te preocupes si te sobran, porque al día siguiente, aunque estén fríos, la masa está muy buena también ;-)
Y ya sabes, si tienes alguna duda, solo debes dejar tu comentario más abajo y yo siempre te contestaré. ¡Lo más importante es que las recetas del blog te salgan bien!

Hasta la próxima receta.

Un abrazo muy grande.


2 comentarios:

  1. Ummm que ricos y fáciles de hacer.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Raquel! La verdad es que son muy sencillos, y si te sobran, incluso están mejor al día siguiente que algunos que los que compras.
      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...