martes, 19 de julio de 2016

Mermelada de albaricoque

¿Qué hacer cuando tu albaricoquero tiene una buena carga de fruta que se va a poner madura a la vez? Pues ante la avalancha de albaricoques lo mejor es hacer mermelada ;-)

Reconozco que a mi como más me gusta la mermelada es cuando forma parte de un rico postre, una tarta... (te recuerdo la tarta helada de turrón y yema tostada que está para morirse y en la que podrás encontrar la mermelada de albaricoque como uno de sus ingredientes).

De todas maneras, tanto si eres fan de las mermeladas en el desayuno como si no, te encantará esta receta, porque es sencillamente deliciosa.

¡Vamos con la receta!


MERMELADA DE ALBARICOQUE:
- Ingredientes:
    - 300g de albaricoques maduros pelados y deshuesados
    - 60ml de agua
    - 200g de azúcar
    - Un chorrito de zumo de limón



- Elaboración:
    - Ponemos en un cazo los albaricoques partidos en trozos no muy pequeños, el zumo de limón y el agua y lo llevamos a ebullición a fuego medio. Cuando hierva bajamos el fuego y lo dejamos hervir unos 15 minutos, para cocer la fruta y así ablandarla.

Una vez los albaricoques estén tiernos, añadimos el azúcar y removemos con una cuchara de palo para mezclarla bien. Se deshará en segundos. Dejamos hervir a fuego medio/bajo durante unos 40 minutos o hasta que veamos que nuestra mermelada ya ha adquirido la consistencia densa que buscamos (ten en cuenta que cuando la mermelada enfríe se volverá más espesa aún).

Solo nos queda rellenar los tarros debidamente esterilizados con la mermelada caliente (coloca una cuchara de metal en cada tarro que llenes, así evitarás que el tarro de cristal frío pueda romperse al entrar en contacto con la mermelada caliente) y hacer el vacío para guardarlos.

Si te preguntas como hacer el vacío, solo debes poner los tarros al baño maría y dejarlos hervir un rato. Otra manera es con la mermelada caliente recién echada en el tarro, taparlo y darle la vuelta, dejándolo enfriar así. He de decirte que he probado ambas formas y yo me decanto por el baño maría de toda la vida ;-)


La cantidad de azúcar se puede modificar para conseguir una mermelada más o menos dulce dependiendo de tus gustos ;-) A mi no me gustan demasiado dulces...
También puedes pasar por un tamiz la mermelada, pues el albaricoque tiene fibrillas en su pulpa que a algunas personas les pueden resultar incómodas a la hora de comer.


Y ahora que ya tienes tu rica mermelada de albaricoque, ¿cómo piensas disfrutarla? ¡Cuéntamelo dejando tu comentario más abajo!

Hasta la próxima receta

Abrazos

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...