lunes, 13 de julio de 2015

Mini caracolas de hojaldre

¡Hoy os traigo una receta express! Se trata de unas mini caracolas de hojaldre rellenas de crema pastelera y pepitas de chocolate, perfectas para desayunar o merendar.
¿Y por qué os digo que es express? Pues porque os voy a dar la receta de una crema pastelera de vainilla que no necesitaréis sacar ni la báscula para pesar cantidades, y si además las hacéis con masa de hojaldre ya comprada o con alguna que tengáis congelada, se hacen en un visto y no visto.
¡Vamos a ello!



MINI CARACOLAS DE HOJALDRE:
. Para la crema pastelera de vainilla express:
    - Ingredientes:
        - 3 cucharadas de azúcar
        - 1 cucharada de almidón de maíz (maizena)
        - 1 cucharada de harina de trigo todo uso
        - 1/2 cucharadita de pasta de vainilla o extracto
        - 2 huevos pequeños
        - 1 vaso de leche ( de los corrientes, suelen caberle alrededor de 250ml)

- Elaboración:
    - Echamos la leche (reservando un chorrito) en un cazo y vamos calentándola para que hierva.
Mientras tanto, echamos en un bol el azúcar, la maizena, la harina, la vainilla y la leche que habíamos reservado y mezclamos todo con la ayuda de unas varillas.
Ahora, añadimos los huevos de uno en uno, integrando el anterior antes de incorporar el segundo.
Cuando la leche empiece a hervir, añadimos el contenido del bol y vamos removiendo con las varillas hasta que veamos que la crema espesa. No debemos dejar que la crema hierva.
La dejaremos enfriar en la nevera tapada con film pegada a ella para que no haga costra.

. Para las caracolas:
    - Ingredientes:
        - Masa de hojaldre
        - Crema pastelera de vainilla express
        - Pepitas de chocolate al gusto
        - 1 yema de huevo batida para pintar las caracolas

    - Elaboración:
        - Precalentamos el horno a 190ºC.
Estiramos la masa de hojaldre en el caso de que no la hayáis comprado ya estirada, dejándola bien finita (no más de 4mm).
Untamos la crema pastelera de vainilla por toda la superficie de la masa, dejando unos 2 dedos de masa de un extremo sin untar, ya que nos servirá para que la crema no sobresalga al ir enrollando.
Esparcimos sobre ella las pepitas de chocolate que queramos (yo he querido bastantes, jiji) y vamos enrollando la masa, sin apretar mucho, para no expulsar el relleno.
Cuando tengamos hecho el rulo, si vemos que está demasiado blando como para cortar las caracolas sin que se desarmen, lo metemos envuelto en film un rato en la nevera para que endurezca un poco.
Cortamos rodajas de 1cm a 2 cm de grosor hasta gastar el rulo y las colorcamos sobre una bandeja de horno con papel de hornear.
Pincelamos nuestras caracolas con la yema de huevo batida y las horneamos durante unos 20 minutos.
Las dejamos enfriar sobre una rejilla.


¡Y listo! No os puedo asegurar que las caracolas sobrevivan lo suficiente como para enfriarse, porque tienden a desaparecer "misteriosamente"...
Es una receta estupenda para hacer en familia, deliciosa. Y sino ya me lo diréis si os animáis.
Comenta y comparte con tus amigos y familiares si te ha gustado la receta, pues como os digo, este blog se enriquece con vuestras opiniones y participación.

OBSERVACIONES:
- Cuando digo cucharadas, me refiero a las cucharas soperas, llenas, pero sin mucho colmo.
- Podéis rellenar las caracolas de vuestra crema favorita, y cambiar las pepitas de chocolate por otro ingrediente, nueces picadas, por ejemplo.


¡Hasta la próxima receta!
Abrazos
 
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...