lunes, 20 de julio de 2015

Hi-hat cupcakes

Aquí viene un clásico de los cupcakes. De esos que hipnotizan a todos cuando los ven, porque su presencia es espectacular. Os hablo, como bien habéis leído ya en el título de esta entrada, de los Hi-hat cupcakes.

En esta ocasión, os daré la receta de la versión clásica, porque es mi favorita, ya que se compone de un bizcocho de chocolate, merengue italiano y cobertura de chocolate negro, y ya sabéis lo amiguísima que soy yo de todo lo que lleva chocolate...
Es cierto que son más laboriosos que otros cupcakes, y que hay que practicar un poco para que nos salgan bien, pero merece la pena cuando ves las caras de los afortunados que van a comérselos. Y además, practicando practicando... ¡nos ponemos las botas!
Yo conocí y aprendí a hacer esta maravilla con Belén Casal ( Cupcakes a gogó ) y me enamoraron nada más verlos. Espero que a vosotros os pase lo mismo cuando los veáis.
¡Vamos a ello!



HI-HAT CUPCAKES:
- Ingredientes: (para unos 5 cupcakes estándar)
    - 1 huevo "L"
    - 40g de harina bizcochona
    - 60g de azúcar
    - 40g de aceite de oliva suave o de girasol
    - 1/2 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla
    - 12g de leche entera
    - 10g de cacao en polvo sin azúcar
    - 1 pizca de sal
    - Merengue italiano (la receta aquí )
    - Chocolate negro para postres
    - Leche para aligerar el chocolate



- Elaboración:
    - Empezamos precalentando el horno a 180ºC .
Echamos en un bol el aceite y el azúcar y removiendo lo justo con unas varillas para que se integren. Añadimos la vainilla, la sal y el huevo y removemos de nuevo hasta integrar.
Ya sabéis que siempre os digo que no remováis en exceso la masa, pues eso no la beneficia en absoluto.
Ahora es el turno de añadir la mitad de la harina y el cacao tamizados, mezclar y añadir la leche.
Batimos para integrar y agregamos la harina y el cacao restante, removiendo la masa hasta que la veáis homogénea. Se tarda nada, ¿verdad?
Repartimos nuestra masa entre las cápsulas ya colocadas en sus huecos correspondientes en la bandeja de teflón, acordándonos de no llenarlas más de 3/4 de su capacidad.
Horneamos durante unos 20 minutos.
Cuando ya tengamos nuestros preciosos bizcochitos hechos, los sacamos y dejamos reposar por no más de 5 minutos en la bandeja. Después los pasamos a una rejilla para que se enfríen totalmente.



Metemos nuestro merengue italiano en una manga pastelera con boquilla redonda (yo he usado la Wilton nº 12) o simplemente cotamos la manga dejando un agujero de 1cm.
Decoramos nuestros cupcakes haciendo un rosetón bien alto (lo alto que podamos) y los metemos en la nevera un ratito para ayudar a que el merengue se adhiera más al bizcocho.

Ahora viene la parte difícil de estos cupcakes. Derretimos el chocolate para postres y lo aligeramos con un poquito de leche. La añadimos poco a poco para no pasarnos.
Cogemos el cupcake por la base y lo introducimos en el chocolate hasta cubrir todo el merengue. Debemos hacerlo con un movimiento decidido, porque así habrá menos probabilidades de que el merengue decida quedarse dentro del chocolate y nos quedemos con el bizcocho pelado en la mano, jaja!
Es posible que esto os ocurra, pero con la práctica, conseguiréis cogerle el punto al chocolate y al merengue, obteniendo unos Hi-hat cupcakes preciosos.
Sacamos el cupcake del chocolate y dejamos escurrir el sobrante unos segundos. Hacemos lo mismo con todos.
Sé que es difícil, pero debéis dejar que se seque el chocolate antes de comerlos, jiji!



Os aseguro que estos cupcakes triunfarán en cualquier ocasión en los que los hagáis, ya que su aspecto y su sabor son una auténtica delicia.
Si a vosotros también os han gustado, no os vayáis sin dejar vuestro comentario o cualquier duda que se os plantee, que yo os la resolveré en un plis!
Hasta la próxima receta!
Abrazos

 


2 comentarios:

  1. me encantan, deliciosos. Y hacer esto con el calor que hace estos dias doble mérito

    ResponderEliminar
  2. Jaja! Gracias Bea! La verdad es que es una receta para valientes con los calores que andan...pero cuando le das un bocado piensas: ¿por qué no haría el doble? jajajaja!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...