martes, 25 de julio de 2017

Mousse de chocolate blanco con cardamomo

Los postres en vasito son de lo mejor, ya que contienen una ración justa para no dejar nada a medio comer y además se pueden decorar de mil formas preciosos, y eso, si te gusta la fotografía culinaria igual que a mi, sabrás que es algo que nos encanta.

¿Y si dentro de esos vasitos hay una riquísima mousse de chocolate blanco aromatizada con cardamomo? ¡Pues dan ganas de ir a por la cucharilla!

Esta delicada mousse es de lo más sencilla de hacer, y no necesitarás de muchos ingredientes. El cardamomo le da un toque de lo más refrescante y combina genial con el chocolate blanco.

¡Vamos a ello!



MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO CON CARDAMOMO:
- Ingredientes: (para 4 vasitos)
    - 225g de chocolate blanco
    - 6 semillas de cardamomo
    - 300ml de nata para montar
    - 40ml de leche
    - 2 hojas de gelatina
    - 60g de azúcar glass


- Elaboración:
    - Derretimos el chocolate blanco al baño maría hasta que esté semifundido (aún quedan visibles) y retiramos. No te preocupes, estos trozos se fundirán con el calor que el recipiente guarda y el del propio chocolate. Dejamos templar.

Ponemos en remojo en un plato con agua fría las láminas de gelatina durante 5 minutos.

En un cazo, vertemos la leche y el interior de las semillas de cardamomo y llevamos a ebullición. Apartamos del fuego en cuanto hierva y colamos la leche a un cuenco para deshacernos de las semillas. Escurrimos las hojas de gelatina y las añadimos a la leche aún caliente. Removemos para que se deshagan bien.

Ahora viene un paso importante, que es integrar correctamente la leche en el chocolate blanco fundido.

El chocolate blanco, a diferencia del negro, es más sensible a los cambios de temperatura, soportándolos de peor manera, por eso, añadiremos un chorrito de leche y lo integraremos bien. Vertemos otro chorrito y volvemos a integrar y finalmente agregamos el resto, removiendo hasta que nos quede una mezcla lisa, sin grumos.

Montamos la nata con el azúcar hasta que nos quede bien firme y añadimos a la mezcla de chocolate con movimientos envolventes.

Repartimos nuestra mousse entre los vasitos y dejamos cuajar en la nevera, tapados con film durante un par de horas.

Sácala 5 minutitos antes de consumir para que puedas apreciar mejor el sabor. ¡Mira qué textura!


Es un postre perfecto para cuando vienen invitados a casa, ya que puedes prepararlo con antelación y sacarlo poco antes. ¡Estoy segura que lo repetirás en más de una ocasión!

¿Te animarás a hacerlo? Si es así y tienes alguna duda, déjame tu comentario más abajo y te la resolveré enseguida.

Hasta la próxima receta.

Abrazos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...