martes, 6 de junio de 2017

Galletas doble chips

¿Qué tal si horneamos unas galletas?

No hay nada como el sabor de unas ricas galletas caseras. Porque utilizamos los ingredientes que más nos gustan, sabemos lo que añadimos para hacer nuestra masa y su calidad.

En el caso de esta receta, sé que habrá algún ingrediente que no encuentres en el supermercado, pero no te preocupes, porque te dejaré el enlace a la tienda donde lo puedes comprar, y sino, siempre puedes sustituirlo por otro y hacer unas "galletas yo le pongo lo que me da la gana".

La receta es una versión de la que podrás encontrar en el libro de Linda Lomelino "Repostería, estilismo y fotografía", una joya que no puede faltar en tu colección.

¡Manos a la masa!



GALLETAS DOBLE CHIPS:
- Ingredientes: (para 14 galletas)
    - 1 huevo "M"
    - 80g de mantequilla
    - 50g de azúcar moscovado ( haz click en este enlace para saber sus propiedades)
    - 70g de azúcar
    - 70g de chocolate negro 62% cacao en pepitas
    - 70g de chocolate blanco en pepitas
    - 200g de harina de repostería (9% proteína)
    - 1/4 cucharadita de sal en escamas
    - 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
    - 1/4 cucharadita de bicarbonato


- Elaboración:
    - Derretimos la mantequilla y la dejamos enfriar.

Mientras tanto, puedes romper un poco las pepitas de chocolate blanco si son grandes (las que yo he usado si lo eran), así se integrarán mejor en la masa.

Mezclamos la harina, la sal y el bicarbonato en un bol. Reservamos

Una vez la mantequilla ha enfriado, le añadimos los azúcares y mezclamos bien. Agregamos también el extracto de vainilla y el huevo y lo integramos bien todo.

Volcamos la mezcla líquida sobre el bol en el que habíamos mezclado los ingredientes secos, le damos un par de vueltas y añadimos las pepitas de chocolate. Mezclamos primero con una espátula, ya que la masa será bastante líquida, pero conforme vaya admitiendo harina, irá cogiendo la textura de una masa de galleta estupenda.
Acabamos amasando con las manos hasta obtener una masa homogénea y que no se pega.

Envolvemos la masa en film y la dejamos en la nevera 4 horas.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Con nuestra masa recién sacada de la nevera, hacemos bolas con ella (puedes ayudarte de una cuchara para helado para que todas te salgan del mismo tamaño) y las vamos disponiendo sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear dejando algo de espacio entre ellas, ya que se expandirán en el horno.

Horneamos durante 15-20 minutos. No te preocupes si al sacarlas notas que están algo blanditas, una vez frías endurecen. Las dejamos enfriar sobre una rejilla.


¿Quieres saber cuál es el secreto de estas galletas? Pues no es otro que el azúcar moscovado y el chocolate. El primero aporta un sabor que no se consigue con los demás azúcares, y puedes aumentar o disminuir su proporción en la receta para adaptarlo a tu gusto. El segundo, al tratarse de chocolates de calidad y en el caso del chocolate negro con un % de cacao algo más elevado que algunos de los que solemos encontrar en el mercado, aporta mayor sabor a estas galletas.

Tanto el azúcar moscovado como los chocolates los puedes encontrar en My Karamelli.

Para cualquier duda, déjame tu comentario más abajo y te la solucionaré enseguida. Y si te ha gustado, ¡comparte, hazla en casa, repite y disfrútala!

Y repite también otras recetas de galletas que hay en el blog, como éstas de centeno y Nocilla, éstas de Speculoos y espelta o las siempre bonitas galletas muñeco de jengibre.

Hasta muy pronto.

Abrazos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...