martes, 6 de diciembre de 2016

Galletas Speculoos de espelta

¡Empezamos con las recetas de Navidad en el blog! Y no se me ocurre mejor manera que con estas deliciosas galletas Speculoos hechas con harina de espelta.
Estas galletas son típicas de estas fechas en Holanda, Bélgica y Alemania. Las tradicionales son realmente preciosas, pues suelen llevar motivos que evocan la historia navideña de San Nicolás de Bari, un obispo que vivió allá por el siglo IV.

El Speculoos ( también conocido como Speculaas o Speculatius) se compone de una mezcla de especias tales como la canela, el jengibre o el cardamomo entre otras, y en distintas proporciones. Su sabor es realmente delicioso y hoy en día puedes comprar la mezcla ya hecha tanto en polvo como en pasta en cualquier tienda de repostería.



GALLETAS SPECULOOS DE ESPELTA:
- Ingredientes:
    - 100 de mantequilla en pomada
    - 25g de azúcar moreno
    - 75g de azúcar glass
    - 1 huevo "S"
    - 250g de harina blanca de espelta
    - 20g de Speculoos en pasta
    - 1/4 cucharadita de levadura en polvo
    - 1/4 cucharadita sal


- Elaboración:
    - Podemos hacer la masa a mano, con el accesorio de gancho de las varillas eléctricas o con el accesorio de pala de la amasadora.
Empezamos batiendo la mantequilla hasta dejarla cremosa, tardaremos muy poco, ya que la tenemos en pomada. Añadimos los azúcares y volvemos a batir hasta que volvamos a dejar la mezcla con una textura cremosa.
A continuación, agregamos el huevo, la sal y el Speculoos en pasta. Batimos de nuevo para integrarlos a la masa.
Para finalizar, añadimos la harina de espelta junto a la levadura en polvo y amasamos.
Nos debe quedar una masa que no sea pegajosa, por tanto, es posible que tengas que añadir un par de cucharadas más de harina a la masa al final del amasado.


Dejamos la masa envuelta en papel film en la nevera durante 2 horas.
Precalentamos el horno a 180ºC. Sacamos nuestra masa bien fría y la estiramos, dejándola de unos 4mm de grosor. Cortamos todas las galletas que podamos y las colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel de hornear. Yo he usado dos cortadores cuadrados, uno de 6'5cm y otro de 4'5cm para cuando me iba quedando menos masa, ya que los recortes se amasan un poco, volvemos a enfriar y estiramos, cortando galletas de nuevo y repetimos el proceso hasta agotar la masa.
Horneamos las galletas grandes durante 15 minutos y las pequeñas durante 7 minutos. Si te gustan crujientes, puedes dejarlas un par de minutos más con el horno ya apagado.

Te recomiendo hornear las galletas en dos hornadas distintas según su tamaño, ya que de hornearlas juntas, unas estarán hechas bastante antes que otras, pudiendo quedarnos mal unas u otras.

Conforme las vayamos sacando, las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla y nos contenemos para no comerlas calientes ;-)



Confieso que hacer galletas, cortarlas, colocarlas en la bandeja, es una de las cosas que más disfruto, pero prepararlas para regalarlas a mis familiares por estas fechas en bonitos paquetitos decorados, no se queda atrás, y te animo a hacer la receta y regalarlas a quienes más quieres. ¡Te aseguro que les enamorarán!

Y como siempre te digo, si tienes cualquier duda a la hora de hacer esta receta, no dudes en dejarme tu comentario más abajo, yo siempre te responderé de mil amores.

Ah! Tanto la pasta de Speculoos como el bakers twine y las etiquetas las podrás encontrar en My Karamelli.

Hasta pronto :-)

Abrazos

2 comentarios:

  1. Se puede sustituir la pasta por polvo de speculoos? El equivalente sería 2 cucharadas? Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marta! Gracias por tu comentario 😉 Por supuesto que puedes sustituir la pasta de speculoos por el speculoos en polvo. Dos cucharadas está genial. Que las disfrutes!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...