martes, 30 de agosto de 2016

Panacota de higos y anís

¿En qué estaba pensando para no tener la receta de la Panna cotta en el blog? Pues posiblemente en otros dulces...pero hoy se le va a hacer justicia, ea. ¡Y es que este es otro de esos dulces y postres italianos que tanto me gustan!

El nombre de este fresco y delicado postre típico de la región de Piamonte significa literalmente "nata cocida". Y no les falta razón, porque se elabora básicamente con leche, nata, azúcar y gelatina, a los que, en su versión clásica, hay que unir una buena vainilla y unos frutos rojos para decorar.

La versión que hoy te traigo no es la clásica, sino una maravillosa panacota de higos y anís, aprovechando esas frutas de temporada tan estupendas. Para elaborarla he usado como receta de base la "panacota de higos y miel" del libro Postres de Michel Roux.

Te aseguro que estás a punto de conocer la receta de una auténtica delicia. ¡Sigue leyendo!



PANNA COTTA DE HIGOS Y ANÍS:
- Ingredientes: (para unos 4 vasitos)
    - 150ml de leche entera
    - 200ml de nata para montar
    - 60g de azúcar
    - 1/2 cucharadita de anís en grano
    - 2 hojas de gelatina
    - 8-10 higos


- Elaboración:
    - En un cazo y a fuego medio-bajo ponemos a cocer la leche, la nata, el azúcar y el anís. Removemos de vez en cuando.
Mientras tanto, hidratamos las hojas de gelatina en agua fría el tiempo que nos indique el fabricante (entre 5 y 10 minutos).

Cuando la mezcla del cazo esté a punto de hervir, la retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida. Removemos para que se deshaga bien y colamos la mezcla para deshacernos del anís en grano.
Una vez colada, dejamos la mezcla en un cuenco y éste, dentro de otro recipiente con agua fría, para que se vaya enfriando la mezcla.

Mientras tanto, partimos los higos en rodajas (reservando 4 de ellas) y las colocamos en las paredes de los vasitos, apretándolas suavemente contra el cristal para que se peguen bien.

Cuando la mezcla ya esté tibia, la vertemos en los vasitos, despacio para no despegar las rodajas de higo de las paredes. Los llenamos justo hasta cubrir las rodajas.
Tapamos los vasitos con papel film y los metemos en la nevera un mínimo de 4 horas hasta toda la noche para que cuaje.

Antes de servir, la dejamos unos minutos fuera de la nevera y colocamos sobre cada una una rodaja de higo.

Si quieres hacer la panacota para desmoldarla en un plato, solo has de tener la precaución de añadir 1/2 hoja más de gelatina y como no, hacerla en los moldes adecuados para poder desmoldarla luego (los vasitos de la foto, por ejemplo, no servirían para desmoldarla).


Espero que disfrutes de este postre, de su textura tan delicada y suave y como no, de su irresistible sabor. Porque he de decirte que me ha sorprendido lo bien que combinan el higo y el anís.
Y qué decir que si tienes alguna duda, solo tienes que dejarme tu comentario y yo te la resolveré.

¡Hasta la próxima receta!

Abrazos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...