jueves, 28 de enero de 2016

Galletas fáciles de cacao y almendra

Estaréis pensando: "qué títulos pone esta chica a las recetas..." ¡Pero es que no puedo ponerle otro!
Estas galletas, además de estar buenísimas (confieso que iban disminuyendo en número a medida que avanzaba la sesión fotográfica) son muy fáciles de hacer. No es necesario una amasadora, ni tan siquiera una máquina de mano...con vuestras manitas podréis hacer la masa, darles forma y disfrutarlas con los vuestros.
¿Queréis ver como? Pues ojo al dato, que empezamos !



GALLETAS FÁCILES DE CACAO Y ALMENDRA:
- Ingredientes: (para unas 12 galletas)
    - 150g de harina de repostería (9% de proteína)
    - 30g de cacao en polvo sin azúcar ( yo utilizo Valor)
    - 60g de almendra molida
    - 100g de azúcar
    - 50g de azúcar moreno
    - 1 huevo "L"
    - 100g de mantequilla en pomada
    - 1/4 cucharadita de sal
    - 1 cucharada de pasta o extracto de vainilla


- Elaboración:
    - Es todo muy sencillo. Primero mezclamos la mantequilla con los azúcares hasta que quede homogéneo. Al estar en pomada, no nos costará nada hacerlo y tardaremos muy poco.
Añadimos el huevo, la sal y la vainilla y volvemos a mezclar hasta que se haya introducido completamente. A continuación añadimos la almendra molida y el cacao y seguimos amasando hasta que se hayan integrado completamente en la masa. finalmente añadimos la harina en 2 veces, no añadiendo la segunda hasta que la primera se haya introducido en la masa.
Dejamos reposar la masa 15 minutos en la nevera.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Sacamos la masa después del reposo y hacemos bolas con ella. Lo ideal para que todas salgan iguales es usar una cuchara de helado para hacer las bolas, pero sino, siempre podéis pesar la cantidad de masa.
Vamos dejando las bolas sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear, dejando espacio entre una y otra. Cuando las tengamos todas, las aplastaremos un poco con una cucharilla, hasta dejarlas con 1 cm de grosor como máximo.
Depende de lo finas que las dejemos, tardarán más o menos en hornearse, así que tenedlo en cuenta.
Las horneamos durante 20 minutos. Si os gustan bien crujientes, podéis dejarlas 5 minutos más con el horno apagado.
A mi con esta temperatura me han quedado crujientes por fuera pero con un corazón más blandito ¡¡RIQUÍSIMAS!!
Las sacamos, nos aguantamos las ganas de comérnoslas calientes (os va a costar mucho, jajaja) y las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Si las hacéis con una amasadora tardaréis menos, pero podéis hacer la masa completamente a mano, primero con una espátula y cuando ya no podáis con ella, amasando a mano.
Además, esta masa admite muchas variaciones (ya haremos algunas más en el blog) que serán del gusto de grandes y pequeños.
Ahora si, jovenzuelos que os gusta el dulce pero no tenéis utensilios o ingredientes complicados, ¡¡no tenéis excusa!!

Y ya sabes, si tienes cualquier duda o simplemente te ha gustado la receta, no tienes más que dejar tu comentario más abajo y yo te contestaré con mi mejor respuesta. ¡También puedes seguirme por redes sociales!

Hasta la próxima receta. ¡¡Abrazos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...