viernes, 13 de noviembre de 2015

Final de la Semana italiana: Sfogliatelle santarosa de canela y limón

Terminamos esta semana tan especial por todo lo alto. Y no lo digo por decir, pues para la elaboración de la Sfogliatelle se requiere cierta habilidad y si lo hacéis con éxito, ya podéis daros por licenciados "Cum laude" en esta semana de la repostería italiana.
Hay 2 versiones de este dulce típico de Nápoles y la Campania: la Sfogliatelle ricci y la que hoy os muestro, la Sfogliatelle santarosa. La diferencia entre ellas es su relleno. La primera va rellena de una pasta hecha con queso ricotta y naranja confitada entre otros, y la segunda contiene crema pastelera como ingrediente principal.
No abandonéis si no os sale a la primera (a mi tampoco me salieron, que conste!) pues como os he dicho, su elaboración es algo más compleja de lo que acostumbro a enseñaros en el blog, pero si yo lo he hecho con los medios de los que disponemos en casa, ¡vosotros también podéis!






SFOGLIATELLE SANTAROSA: (receta adaptada del libro "I dolci della cucina italiana")
. Para la masa:
- Ingredientes: 
    - 300g de harina de fuerza (yo he usado una con 12% de proteína)
    - 60g de manteca de cerdo a temperatura ambiente
    - 30g de azúcar blanquilla
    - 3g de sal
    - 130ml de agua fría 

- Elaboración:
    - En un bol, echamos la harina (sin tamizar), la manteca en pedacitos, el azúcar, la sal y el agua. Amasamos con el accesorio de gancho de nuestra amasadora ( o a mano, como queráis) hasta obtener una masa homogénea. No debe tener una textura seca.
Cuando la tengamos, la envolvemos en papel film y la dejamos reposar en la nevera durante 1 hora.

Pasado ese tiempo, estiramos la masa lo más fina que podamos (en pastelerías utilizan máquinas que dejan la masa tan fina que se transparenta, pero en casa esto es muy difícil de lograr) y untamos la superficie de nuestra masa con manteca para empezar a enrollarla sobre sí misma y que se quede bien pegada. Debemos enrollarla apretada, que no quede un rulo flojo. No tengáis prisa, podéis estirar la masa, ya que es bastante elástica, para hacer un rulo uniforme.



Al final, obtendremos un rulo gordo, que untaremos con manteca y dejaremos reposar en la nevera durante toda la noche envuelto en papel film. 

. Para el relleno de crema pastelera de canela y limón:
- Ingredientes:
    - 1 huevo "L"
    - 1 vaso de leche (250ml)
    - 3 cucharadas de azúcar
    - 1 cucharada de almidón de maíz (maicena)
    - Ralladura de 1/2 limón
    - 1/4 de cucharadita de canela en polvo o 1/2 ramita de canela

- Elaboración:
    - Echamos en un cazo el vaso de leche reservando un dedo, la canela y la ralladura de limón. Llevamos a ebullición.
Mientras tanto, ponemos en un bol el azúcar con la maizena y removemos con unas varillas para mezclarlos bien. Añadimos el dedo de leche que habíamos reservado y removemos. Agregamos a continuación el huevo y lo introducimos bien en la mezcla.
Cuando la leche del cazo empiece a hervir, echamos la mezcla del bol y removemos sin parar hasta que espese sin dejar que hierva.
Al alcanzar el punto de espesor que nos gusta, la retiramos y la pasamos a un cuenco, tapándola con film tocando la crema, para que no haga costra. La metemos en la nevera para que enfríe y podamos usarla.




. Formado y horneado de los Sfogliatelli:
- Sacaremos nuestra masa de la nevera, donde habrá reposado toda la noche.
Cortaremos rodajas de un grosor de 1'5cm. Ahora viene la parte importante, que es el formado.
Cogemos un disco, y con los dedos, vamos aplanándolo y extendiéndolo desde el centro hacia afuera, obteniendo un disco aplanado de un diámetro mayor que el original y en el que ya se ven las capitas que tendrán nuestros futuros sfogliatelle.

Procedemos a rellenarlo del siguiente modo: Cogemos nuestro disco agrandado como si fuera un cono, de forma que el centro del disco pase a ser la punta del cono.
Metemos una cucharada de nuestro relleno y cerramos el sfogliatelli apretando con cuidado.

Vamos haciendo lo mismo con el resto, dejándolos todos sobre una bandeja cubierta con papel de horno.
Los horneamos con el horno precalentado a 200ºC durante 20 minutos.
Veremos que los sfogliatelli adquieren un precioso color dorado tostadito.
Una vez hechos, los sacamos y los dejamos enfriar. Podemos rematar espolvoreándolos con azúcar glass.






Y hasta aquí esta semana de celebración que espero que os haga gustado y hayáis disfrutado tanto como yo. Se que me he dejado recetas en el tintero, algunas muy famosas y otras no tanto, pero no os preocupéis, pues seguiré publicando recetas de repostería italiana, ya que es algo que me encanta.
Contadme lo que os ha parecido esta última receta dejando vuestro comentario más abajo o también si tenéis alguna duda.
¡Abrazos y hasta la próxima receta!





  
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...