miércoles, 29 de abril de 2015

Tarta ajedrez de cerveza negra

Esta semana toca tarta! Ya sabéis que solo suelo hacerlas para ocasiones especiales, como aniversarios o cumpleaños, porque al ser tan poquitos en casa, estas cosas nos suelen durar más de lo que nos gustaría.
Pero como se trata de un cumpleaños, no podía dejar de hacerla!
En esta ocasión me he decidido por una tarta de cerveza negra y SMBC (Swiss Meringue buttercream) de vainilla, y para darle un toque original y sorprender a todos al cortarla, os enseñaré a hacerla con dibujo ajedrez en su interior.
En su forma clásica, se suele combinar la cerveza negra con la crema de queso, pero la SMBC de vainilla también le va genial y además es una crema con una textura perfecta para este tipo de tarta y las decoraciones.
Y hablando de decoración, he optado por una rústica, sencilla, con la crema sin un acabado perfecto, que deja entrever el bizcocho, y me ha encantado el resultado.
Os he de decir que hay moldes para hacer tartas ajedrez, pero yo os voy a enseñar a hacerla sin necesidad de tener uno. Ya veréis que fácil!
Aprovecho para deciros que también tenéis en el blog unas galletas ajedrez buenísimas, ya que puede ser interesante hacer la tarta y las galletas para una misma celebración, ¿no creéis?
Vamos con la receta del bizcocho y la SMBC, que son del estupendo taller que hice con Belén Casal (Cupcakes a gogó) en La Tallerería aunque en versión tarta.


TARTA AJEDREZ DE CERVEZA NEGRA:
. Para el bizcocho: 
    - Ingredientes: (Para un molde redondo de unos 18 cm de diámetro y 7'5cm de altura))
        - 250ml de cerveza negra
        - 200g de mantequilla
        - 60g de cacao puro en polvo
        - 200g de azúcar
        - 2 huevos "L"
        - 1 cucharada de vuestra vainilla preferida
        - 140 ml de buttermilk ( ya os hablé de él y como hacerlo en casa aquí)
        - 280g de harina de repostería
        - 1/2 cucharadita de postre de bicarbonato
        - 1 cucharadita de café de levadura en polvo
        - 1/2 cucharadita de sal

    - Elaboración:
        - Hacemos el buttermilk como os explico en el enlace que os he dejado.
Ponemos en un cazo la mantequilla y la cerveza a fuego medio/bajo hasta que se haya fundido la mantequilla e integrado con la cerveza. Ya os daréis cuenta que la mezcla desprende un olor bastante interesante, de esos que dices...¡va a estar buenísimo! Retiramos el cazo del fuego y dejamos que se temple.
En un bol, tamizamos los ingredientes secos( el cacao, la harina, el bicarbonato y la levadura) y agregamos el azúcar y la sal.
Echamos nuestra mezcla de cerveza y mantequilla ya templada a otro bol, y le añadimos los huevos y la vainilla y batimos para mezclarlo todo. Ahora añadimos la mitad de los ingredientes secos que hemos tamizado, mezclamos, echamos nuestro buttermilk( que os recuerdo, habremos hecho antes), integramos inmediatamente y añadimos la otra mitad de los ingredientes secos tamizados.
Mezclamos para integrarlo ya todo, quedándonos una masa uniforme.
Todo esto podéis hacerlo sin problemas a mano con unas varillas. Os recomiendo no batir en exceso, porque eso no es conveniente para la masa.
No os preocupéis si veis que es una masa más líquida de lo que estáis acostumbrados, esta es así.
Metemos nuestra masa en un molde untado con mantequilla previamente y horneamos a unos 170ºC durante 45 minutos.
Cuando ya esté hecho nuestro bizcocho, dejamos que se enfríe un poco en el molde y después desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.
Yo suelo hacer el bizcocho el día anterior, porque así reposa, y cuando lo corto, se desmiga menos.

. Para el SMBC de vainilla:
    - Ingredientes:
        - 120g de claras de huevo (pueden ser frescas o pasteurizadas)
        - 240g de azúcar
        - 360g de mantequilla a temperatura ambiente
        - 2 1/2 cucharadas de vuestra vainilla preferida

    - Elaboración:
        - Lo primero que debemos hacer es poner las claras y el azúcar en un cazo y remover con unas varillas a fuego bajo. Lo que queremos hacer es disolver el azúcar en las claras. Y ¿cómo saber cuando se ha disuelto? Pues cuando cogemos un poquito entre los dedos y no se notan los granitos de azúcar.
No os desesperéis si os parece que tarda mucho, porque al hacerlo a fuego bajo, es normal.
Cuando ya tengamos el azúcar disuelto en las claras, es el momento de montarlas. Para eso es mejor que uséis las varillas eléctricas, ya que a mano lo veo complicado (a menos que seáis Sansón, claro, jajaja).
Nos quedará un merengue más ligero que un merengue normal, no os preocupéis.
Ahora debemos enfriar nuestro merengue en la nevera bien tapado con film. No os digo tiempo, cuando esté frío ya lo podréis sacar.
Con nuestro merengue ya enfriado, vamos añadiendo la mantequilla a trocitos mientras batimos con las varillas eléctricas hasta agotar la mantequilla y que se quede bien integrada.
A veces puede ocurrir que parece que la crema se ha cortado, y entonces pensáis que algo habéis hecho mal y la tiréis...¡¡ALTO AHÍ!! No ha pasado nada, porque si seguís batiendo, veréis como la crema liga de nuevo, quedando estupenda, jiji!
Ya solo tenemos que añadir nuestra vainilla preferida e integrarla y tendremos un estupendo SMBC de vainilla.

. Montaje de la tarta:
    - Con el bizcocho ya frío, cortamos una rodaja fina y la reservamos. Esta será la base de nuestra tarta.
Ahora cortamos el resto del bizcocho en rodajas más gruesas.
El siguiente paso es cortar cada rodaja gruesa de bizcocho en aros.
Nos quedarán 3 aros y un círculo por rodaja. Con una foto lo veréis perfectamente.

Ahora, untamos una capa finita de SMBC en la rodaja más finita que habíamos reservado como base de nuestra tarta, y encima ponemos el aro más grande y el tercero de uno de los pisos que cortamos. Vamos, que ponemos los aros saltándonos uno cada vez, porque en el hueco que deja, pondremos nuestra crema.
Y como vale más una imagen que mil palabras, os pongo una foto para que lo veáis claramente.
Para hacer el segundo piso, ponemos los aros que nos dejamos antes en el sitio donde les corresponde y rellenamos los demás huecos con SMBC.
Podéis encalar los aros de bizcocho con leche o incluso más cerveza negra, pero ya os digo que es un bizcocho super jugoso de por sí, así que lo dejo a vuestra elección.
Si quisiéramos hacer un tercer piso (yo he hecho 3), lo haríamos igual que hicimos el primero y el cuarto igual que hicimos el segundo y así sucesivamente.
Ya solo tenemos que cubrir nuestra tarta con la crema y decorarla como más nos guste. En mi caso, he optado por una decoración sencilla, pues la sorpresa está en el interior,aja! (vaya fotos del montaje, todo lleno de crema y migas, pero son las cosas del directo, jajaja!)




Espero que os haya gustado, la tarta está buenísima, os lo garantizo, y eso que yo no soy nada de cerveza, pero se trata de un bizcocho tan jugoso y tierno que nadie puede resistirse. Y ya con la crema no os cuento...Os dejo una foto del corte de la tarta, es estupendo, verdad?


Os encantará ver la cara de vuestros invitados al cortar la tarta, ya lo veréis.
Dejad vuestro comentario más abajo si os ha gustado la receta o tenéis alguna duda, que me encanta leerlos!
Nos vemos también en Facebook y Google+! Abrazos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...