miércoles, 18 de febrero de 2015

Fondant de chocolate negro

Ya me tenéis aquí de nuevo!! Y después del atracón de tarta que me he pegado por este San Valentín (si alguien se perdió la receta, es esta), me apetece algo más pequeñito.
Así que os traigo este fondant de chocolate, que ya sabéis como son. Un bizcochito aparentemente simple, pero que cuando lo rompes, deja escapar el chocolate derretido que hay en su interior...
Algunos diréis que es un coulant, y si, lleváis razón, porque según yo tengo entendido, es lo mismo, aunque si alguien sabe otra cosa, me encantaría que me lo dijera,jiji!
Y como sé que se os ha hecho la boca agua con la explicación, vamos con la receta, que es una adaptación del libro "Postres" de Michel Roux.

FONDANT DE CHOCOLATE:
-Ingredientes:( para unos 3 fondants)
    - 50g de mantequilla a temperatura ambiente y una poca más para engrasar los moldes
    - 50g de chocolate negro
    - 50g de azúcar blanquilla
    - 1 huevo "M" y una yema
    - 14g de harina de repostería
    - 9g de cacao puro en polvo
    - Un pelín de sal
    - Azúcar glass para espolvorear


-Elaboración:
    - Engrasamos bien 3 moldes para nuestros fondant. Pueden ser de barro, aluminio o cerámica, lo que tengamos en casa.
Fundimos el chocolate en el microondas a pequeños intervalos para que no se nos queme y lo reservamos.
Precalentamos el horno a 190ºC.
Con la batidora eléctica de mano y el accesorio de varillas, mezclamos a velocidad media la mantequilla con el azúcar hasta conseguir que se vuelva una masa más pálida y se note más ligera. En ese momento, bajamos la velocidad y agregamos el huevo y la yema y la sal. Seguimos batiendo hasta integrar.
Ahora es el turno de añadir nuestro chocolate fundido poco a poco y sin dejar de remover. Una vez integrado, retiramos la batidora eléctrica.
Sólo nos queda añadir la harina y el cacao en polvo tamizados y mezclar con una cuchara metálica.
Cuando tengamos nuestra masa lista, la repartimos entre nuestros moldes.
Horneamos durante unos 10 minutos,  hasta que veamos que los bordes se han separado del molde y que por arriba está hecho, pero que al pincharlo en el centro, aún sale líquido.
Los sacamos y dejamos reposar 30 segundos en el molde.
Volcamos y espolvoreamos el azúcar glass por encima.


Y ahora...¿que os parece si rompemos el fondant y dejamos que surja la magia?(o el chocolate, que a veces viene siendo lo mismo, jajaja)
No debería de decirlo, porque puede que penséis que no tengo abuela, jaja, pero...¡¡¡ESTAN BUENÍIIIISIMOS!!!
Todos los amantes del chocolate como yo, no deberían dejarlos escapar, porque además no se tarda mucho tiempo en hacerlos, y tendréis un postre o una merienda geniales.
No os desaniméis si no os salen las primeras veces, pues pillar el puntillo al horno para que salgan como queremos tiene su aquel, jaja! Pero enseguida lo cogeréis, seguro.


OBSERVACIONES:
- Como habéis podido ver, esta receta no lleva levadura, y es que no la necesita, pues nuestro objetivo no es que suba, sólo que se haga. Aunque de todos modos sube un poco.
- Como sabéis, cada horno es un mundo, así que no toméis el tiempo que os he dado a rajatabla. El tiempo de cocción depende también por ejemplo, del tamaño del molde que hayáis elegido para vuestros fondants.
- Un truquito para que no se os pegue es recortar unos círculos de papel de horno del tamaño de la base de nuestro molde y untarlo después con mantequilla, como si del mismo molde se tratara. Así evitaréis que se os pueda pegar y romperse al desmoldarlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...