martes, 25 de abril de 2017

Mermelada de fresa

Es temporada de fresas. Así que hay que aprovechar que esta fruta ahora se encuentra en su mejor momento en cuanto a calidad/precio y comprar en cantidad para poder comerlas como más te gusten.

A mi me encantan tal cual, liarme a coger y no dejar ni una, pero no he podido resistirme a preparar una rica mermelada de fresa 100% casera para los desayunos (o lo que haga falta, jaja).

¡Solo por el olor que deja en la cocina mientras se hace ya merece la pena!

¿Quieres saber cómo se hace? Pues sigue leyendo ;-)



MERMELADA DE FRESA CASERA:
- Ingredientes:
    - 600g de fresas
    - 250g de azúcar
    - Unas gotas de zumo de limón


- Elaboración:
    - Lavamos las fresas y les quitamos el rabito. Las partimos en trozos no muy grandes.

Echamos en un cazo las fresas partidas, el azúcar y las gotas de limón y llevamos todo a ebullición a fuego bajo removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Ahora solo debemos tener paciencia y dejar que hierva para que toda el agua que van a soltar nuestras fresas se evapore mientras ellas mismas se deshacen, quedando una mermelada con una textura un pelín más líquida de lo habitual. No te preocupes por esto, pues cuando la mermelada enfría espesa aún más.

Este proceso tarda unas 2 horas y media.

Cuando haya pasado ese tiempo, puedes triturar si ves que han quedado algunos trozos de fresa sin deshacerse. Después a mi me gusta colarla, ya que encuentro algo molesto encontrarme las pequeñas pepitas de las fresas al comer la mermelada. Pero esto va en gustos.

Una vez colada y aún caliente, la pasamos a los tarros (esterilizados previamente) los cerramos bien y le damos el baño maría para hacer el vacío y poder conservarla.

¡Y ahora un truquito! Pon una cuchara de metal en el tarro al verter la mermelada. Esto evitará que el tarro pueda romperse por el choque térmico que se produce entre el cristal y la mermelada caliente.



Como ves, solo necesitas tres ingredientes y un poco de paciencia para disfrutar de tu mermelada casera. Y como siempre te digo, si quieres más, solo has de duplicar cantidades.

Ah! Y si eres un auténtico fan de las mermeladas, en el blog podrás encontrar la receta de mermelada de albaricoque que está para chuparse los dedos ;-)

Si tienes alguna duda o te ha gustado la receta (cosa que espero, jiji), déjame tu comentario más abajo y cuéntame.

Hasta la próxima receta.

Abrazos

4 comentarios:

  1. Me ha encantado todo, y el truquito, la guinda a la receta. Gracias solete.
    Esther (Llumillum)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Esther! Ya has visto que se necesita bien poquito para hacerla ;-) Ya me contarás si te animas. Un abrazo enorme!

      Eliminar
  2. Hola Ana, un gusto visitarte en tu blog. Yo también estuve participando en el post de fotografía con Sonia y decidí pasar por las cocinas de los demás compañeros.
    Muy rica receta, una mermelada casera no tiene comparación, me encanta ese truco, no lo sabía.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica! Qué bien que te guste la receta! ;-) Y enhorabuena por tu participación en el post de Sonia, tu consejo es es genial!
      Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...