martes, 11 de abril de 2017

Bizcocho extra esponjoso de vainilla sin levadura

Si viste el post de hace un par de semanas (Cómo hacer un bizcocho extra esponjoso), puede que recuerdes que, entre otras cosas que te van a servir muy mucho para hacer esta receta, dije que si un bizcocho subía y quedaba esponjoso, no era solo gracias a la levadura.

Y como siempre vale más una imagen que mil palabras (en este caso una receta), aquí tienes este bizcocho básico de vainilla extra esponjoso, que no lleva un solo gramo de levadura.

¿Te animas a hacerlo en casa?



BIZCOCHO EXTRA ESPONJOSO DE VAINILLA SIN LEVADURA:
- Ingredientes:
    - 4 huevos "M"
    - 125g de harina floja o de repostería (9% proteína)
    - 75g de azúcar
    - 50g de azúcar moreno
    - 1/4 cucharadita de bicarbonato
    - Una pizca de sal
    - Unas gotas de limón
    - 1 cucharada de vainilla en pasta o extracto
    - 30ml de aceite de oliva


- Preparación:
    - Lo primero es preparar nuestro molde. Puedes forrarlo con papel de horno o bien untarlo con spray desmoldante o con aceite y espolvoreado con harina. Yo he usado un molde redondo de Xcm.

Separamos las claras de las yemas. Montamos éstas últimas con los azúcares hasta que al levantar el batidor la mezcla baje formando un cordón. Añadimos la vainilla y batimos de nuevo para integrarla.

Montamos las claras junto con una pizca de sal y las gotitas de limón. Que queden bien firmes y aireadas.

Tanto las yemas como las claras, te recomiendo que las montes con la amasadora o las varillas eléctricas. Obtendrás mejores resultados en poco tiempo.

Vamos precalentando el horno a 180ºC.

Echamos las claras montadas sobre la mezcla de yemas e integramos todo con movimientos envolventes, con cuidado y suavemente.

Finalmente, tamizamos en dos veces la harina y el bicarbonato alternándolo con el aceite y los integramos de igual manera. ¿Has visto qué masa?

Pues ahora la vertemos en el molde, alisamos con cuidado la superficie y lo horneamos sobre una rejilla colocada un puesto más abajo del centro) durante 40 minutos. o hasta que al pincharlo con un palillo, éste salga limpio.

Una vez cocido, lo sacamos del molde y lo dejamos reposar sobre una rejilla 10 minutos. Después desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo.


Sencillísimo, ¿verdad? Y te aseguro que sube y queda súper esponjoso.

Ahora te toca a ti animarte a hacerlo. Ponle cacao, chips, coco, almendra...¡versiónalo y me cuentas!

Hasta la próxima receta.

Abrazos





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...