miércoles, 11 de noviembre de 2015

Savoiardi

Continuamos con esta semana italiana. ¿Qué os está pareciendo? Yo lo estoy disfrutando mucho y espero que vosotros también.
Hoy es el turno de los Savoiardi, que seguro que conocéis como bizcochos de soletilla. Ya sabéis que se trata de unos bicochitos alargados, tiernos y ligeros, aunque estos que hoy os traigo llevan miel, a diferencia de su pariente español.
Su origen se remonta al final del siglo XV cuando el cocinero del duque de Saboya los creó para la visita del mismísimo rey de Francia.
Hoy en día son parte de la tradición repostera de todas las regiones que fueron influenciadas por los Saboya.



¡Vamos con la receta!

SAVOIARDI: (receta adaptada del libro " I dolci della cucina italiana")
- Ingredientes: (para unas 8 unidades)
    - 1 huevo "M"
    - 1 yema
    - 1/2 cucharada de miel líquda
    - 60g de azúcar
    - 50g de harina de repostería
    - 10g de almidón de maíz (maizena)
    - 1/2 cucharadita de vainilla en pasta
    - 1 pizca de sal
    - 1 cucharadita de ralladura de limón.



- Elaboración:
    - Precalentamos el horno a 170ºC.
 Separamos la clara de la yema del huevo entero y mezclamos las 2 yemas con el azúcar.
Aparte, montamos la clara a punto de nieve con la pizca de sal, que quede bien firme. Añadimos la mezcla de yema y la miel líquida. Mezclamos todo con una espátula haciendo movimientos envolventes hasta que integremos los ingredientes.
Añadimos la vainilla y la ralladura de limón y mezclamos de nuevo cuidadosamente.
Por último, añadimos la harina y la maizena tamizándolas sobre la masa y las incorporamos de igual manera.

Metemos nuestra masa en una manga equipada con una boquilla redonda grande (yo he usado la 1M de Wilton) o simplemente haciendo un agujero de 1cm.
Sobre la bandeja forrada con papel de hornear hacemos tiras, dejando un espacio entre ellas.
Horneamos a durante 10 minutos, veremos que cogen un bonito color dorado

Una vez hechos nuestros savoiardi los dejamos enfriar sobre una rejilla.
Podemos conservarlos en una cajita dispuestos en capas con papel de hornear entre una y otra.

¡Estos bizcochitos se comen solos! Y son muy agradecidos, pues a parte de comerse solos con el café, podemos utilizarlos como parte de otros dulces, como el Tiramisú, por ejemplo.



Comentad si os ha gustado la receta, si ya los conocíais o si tenéis alguna duda, ¡que me encanta leer vuestras opiniones!
Abrazos

OBSERVACIONES:
- Podéis añadir un poco de levadura química (tipo Royal) si lo preferís,pues aporta una esponjosidad extra y puede hacer los bizcochitos más altos, pero la receta original no la lleva.
- Si queréis hacer más cantidad, solo debéis duplicar las cantidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...