lunes, 6 de abril de 2015

Especial Semana Santa: Panecetes

Aunque ya ha terminado, la receta que os traigo hoy es un postre típico de Semana Santa.
Y es que he estado en mi pueblo, Torreperogil (Jaén), y allí se suelen hacer los Panecetes para estas fechas.
Este postre consiste en unas bolas de masa fritas, que se sumergen en un caldo compuesto de agua aromatizada, dejando que éstas la absorban y se inflen, comiéndose junto con el agua.
Es repostería tradicional, casera, de esa que las recetas pasan de madres a hijas y no se encuentra en los libros, así que estoy muy contenta y orgullosa de poder compartir esta receta con todos vosotros.
Las fotos están sacadas a las prisas, con mi teléfono, ya que no contaba con cámara, así que vayan  mis disculpas de antemano, jaja!
Vamos allá!

PANECETES:
. Para la masa:
    - Ingredientes:
        - 4 huevos
        - 4 cucharadas de azúcar
        - Ralladura de un limón
        - 1 cucharadita de canela
        - La cantidad de pan rallado que admita la masa
    
    - Elaboración:
        - Separamos las yemas de las claras y montamos éstas últimas hasta que forme picos blandos.
Añadimos las yemas, la ralladura de limón, el azúcar y mezclamos. Agregamos la canela y volvemos a mezclar.
Ahora hay que ponerle el pan rallado que admita la masa. Debe de quedar una textura como de gachas, Aquí lo veis en la foto.


. Para el caldo:
    - Ingredientes:
        - Agua ( más o menos media olla)
        - 3 cáscaras de limón
        - 1 ó 2 ramas de canela
        - 1 cucharada de canela en polvo
        - 150g de azúcar

    - Elaboración:
        - En una olla grande, echamos agua abundante (más de media olla), las cáscaras de limón, la canela en rama y en polvo y el azúcar y lo ponemos a hervir.

. Para hacer los panecetes:
    - Calentamos aceite junto con una cáscara de naranja (para desahumarlo).
Ahora, haremos nuestros panecetes cogiendo una cucharada de masa y empujándola con el dedo al aceite caliente. Freímos los que nos quepan a la vez. Veremos como aumentarán su volumen y se ponen redonditos.
Una vez fritos, los vamos dejando sobre papel absorbente, para quitarles el exceso de aceite.



Echamos nuestros panecetes en el caldo hirviendo, y los dejamos así 5 minutos, después apagamos el fuego y los dejamos allí hasta que se enfríe, pues este es un postre que se come así, frío.

Para comerlos, solo hay que ir sacándolos de la olla, junto con el caldo.
Es un postre que se disfruta haciendo y comiendo en familia, y no es de extrañar que la receta varíe en algunos detalles de una casa a otra.
Si os ha gustado o tenéis alguna duda, dejad vuestro comentario y os respondré a la velocidad del rayo.
Nos vemos en Facebook y Google+!


OBSERVACIONES:
- Es recomendable no hacer los panecetes demasiado grandes, ya que como he explicado antes, después absorberán el caldo y su tamaño aumentará.
- Una vez hechos, no hay que tardar demasiados días en comérselos, pues sino, el caldo se empieza a poner fea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...