lunes, 2 de marzo de 2015

Pastas de queso y frutos secos

Ya son varios los infiltrados salados que se cuelan en el blog!! Vamos, que no solo asalto dulces, sino que ya podríamos decir que asalto "to lo que pillo" , aunque mi predilección es lo azucarado.
Pero oye, es que me gusta trabajar con masas ya sean dulces o saladas, y además, me gusta hacer estas cositas para cualquier ocasión... por el tamaño, lo buenas que están, lo curiosas que son y lo que sorprenden.
Y hoy, estas pastas de queso, receta inspirada en una receta de El gran libro de la repostería, os va a encantar. Para una cena, para llevar a una comida en el campo, para (como decimos nosotros en Jaén) "echar una ligá", que es el aperitivo antes de comer (que depende de como sea, ya te quedas comido, jajaja) o para lo que queráis!!



PASTITAS DE QUESO:
- Ingredientes: (para unas 24 pastas)
    - 75g de mantequilla a temperatura ambiente
    - 85g de queso rallado
    - 65ml de nata líquida para cocinar
    - 125g de harina de repostería (9% proteína)
    - 1/2 cucharadita de sal
    - 1/2 cucharadita de pimentón dulce
    - 1 yema de huevo para pintar las pastas
    - Frutos secos a vuestra elección picados (yo he elegido nueces)

-Elaboración:
    - En un bol, mezclamos la mantequilla con el queso hasta que queden bien integrados. Agregamos la nata líquida, la sal y el pimentón. Añadimos la harina tamizada y amasamos todo hasta tener una masa homogénea.
Si por cualquier motivo os queda muy seca, como desmigada, podéis añadirle más nata a poquitos, y si os queda demasiado húmeda, pegajosa, es que necesita más harina. A mi, con las cantidades que os he dado, me ha quedado perfecta.
Bueno, ahora que ya tenemos nuestra masa lista, la envolvemos en papel film y la metemos en la nevera para que repose un mínimo de una hora.

Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180ºC y ponemos papel de horno sobre nuestra bandeja.
Sacamos nuestra masa y la estiramos dejando un grosor de no más de 6mm. Cortamos las pastas con las formas que queramos. Las colocamos sobre nuestra bandeja y las untamos con la yema ligeramente batida y sobre ella, esparcimos los frutos secos que hayamos elegido.


Horneamos nuestras pastas alrededor de 20 minutos. Cuando estén hechas, las pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.


Ahora solo queda sacarlas a la mesa y ver como desaparecen mientras tomamos un refresco o una cervecita. ¡Que agustito, oiga!

Te ha gustado la receta? Te has animado a hacerla y tienes dudas? Pues cuéntamelo más abajo! Me encanta leer vuestros comentarios y por supuesto resolver las dudas que os surjan.
Y si sois de los que no se quieren perder nada, podéis encontrarme por RR.SS y ver toooodo lo que se cuece ;-)




OBSERVACIONES:
    - Es importante tomar la precaución de poner todas las pastas del mismo tamaño en la bandeja cuando vayamos a cocerlas, pues si no lo hacemos así, unas se harán antes que otras.
    - En lugar de frutos secos picados, podéis usar otros ingredientes, como semillas de sésamo, hierbas aromáticas, etc.
    - En cuanto al queso, podéis usar el que más os guste, pero que sea rallado. Yo he usado un mix de Emmental, Cheddar y Gouda rallados. ¡Todos riquísimos!
    - La tablita de madera, como podéis ver, es de El arte del olivo . Fantástica para este tipo de presentaciones.


Hasta la próxima receta.

Abrazos!!






3 comentarios:

  1. Ummm te han quedado fabulosas, me encantan, yo cuando las hago vuelan
    Besos guapetona

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...